jueves, 29 de noviembre de 2012

CHATKA; UN MARISCO DE MIEDO


Visto así, al natural, la verdad es que entra pánico. No es fácil saber quién encontrará delicioso a quién...

El manjar que conocemos como Chatka, procede del Cangrejo Real Ruso. De él se obtienen unas piezas de carne fabulosas no solo por su tamaño sino también por su calidad en sabor y textura. Según la leyenda, el nombre de Chatka proviene de Kamchatka, que al poner la etiqueta quedaba superpuesta y sólo se leía "chatka"...vaya usted a saber qué hay de cierto. El centro de distribución en Europa fue durante años la legendaria casa Petrossian pero la desaparición del URSS provocó el caos en la producción y distribución.


Son ejemplares parecidos al centollo con seis enormes patas y un cuerpo muy sabroso. Esa es la razón de especificar los porcentajes de carne y patas que contiene el envase atendiendo a las preferencias del consumidor. Este cangrejo habita en las profundas y oscuras aguas del mar de Oskhotsk. La carne es blanca en su interior y por fuera es rojiza...consistente y delicada la paladar

Lo habitual es comer el Chatka en elaboraciones frescas, aperitivos, ensaladas, o si queremos degustar el sabor en su plenitud con un poco de aceite de oliva y limón. Y muy frío. No nos extrañe si encontramos algún resto

Otras recetas muy apetecibles y sencillas son...

Ensalada de chatka y guacamole.Ingredientes:
1 lata de chatka
2 o 3 aguacates
salsa rosa casera
huevas de keta
tostadas
sal
zumo de limón



Elaboración:
Desmenuzar el chatka y picar el aguacate, mezclando el aguacate con un poco de sal y de zumo de limón para que no se oscurezca...
Hacer la salsa rosa... a mi me gusta agregarle unas gotas de brandy y unas gotas de zumo de naranja.
Montamos la ensalada con todos los ingredientes, decorando con las huevas de keta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada